Hasta la fecha cuando se realizaba la transmisión de un inmueble (compraventa, herencia, etc..) por parte de las Administraciones, se ha venido liquidando la Plusvalía Municipal (el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana -IIVTNU-) de forma totalmente automática, con independencia de si se había producido o no un incremento patrimonial a raíz de dicha transmisión. Es decir, con independencia de que dicha transmisión se hubiera producido por un valor inferior al de adquisición.

A día de hoy, algunos Juzgados están introduciendo una nueva interpretación de la Ley de Haciendas Locales, dejando sin efecto las liquidaciones de la Plusvalía Municipal en aquellos casos en los que no exista un incremento real del valor del inmueble o cuando este incremento sea muy inferior al calculado mediante la aplicación automática de la Ley.
Leer Más