Desde hace unos años, vivimos en una sociedad en la que se ha vuelto especialmente complicado estar totalmente desinformado. Día a día nos encontramos con que, casi sin querer, estamos al corriente de todo cuanto pasa a nuestro alrededor e incluso de lo que atañe a nuestros vecinos, amigos, familiares e incluso completos desconocidos…gracias a las famosas y ya casi indispensables, redes sociales. Hoy en día se comparte con pasmosa facilidad cualquier tipo de imagen e información, y ésta puede extenderse como la pólvora hasta límites insospechados.rrss-2

Pues bien, en cuanto a estos límites de difusión, nuestro ordenamiento jurídico tiene ya algo nuevo que decir. Éste también se ha visto obligado a modernizarse ante estas nuevas circunstancias y fruto de esta actualización nos encontramos con una renovada imagen del artículo 197 de nuestro Código Penal, relativo a la revelación y descubrimiento de secretos. Leer Más