Últimamente, son numerosos los clientes, sobretodo futuras madres, que me plantean esta cuestión; máxime ante el temor manifiesto de qué hacer cuando son sus “propias jefas” y tienen un negocio al que hacer frente y se quedan embarazadas.

Este artículo pretende explicar con claridad los derechos que les asisten para poder acogerse a la baja por maternidad, llegado el momento del alumbramiento.

Antes de nada, cabe recordar que la prestación por maternidad es el subsidio que gestiona la Seguridad Social para compensar la pérdida de ingresos de la madre trabajadora, como consecuencia del permiso de descanso por el nacimiento de un hijo, adopción, tutela o acogimiento de éste, ya que durante ese período, la actividad laboral queda en suspenso y se interrumpe durante un tiempo.embarazada

El período de esta baja en autónomos coincide con la del Régimen General de 16 semanas (unos cuatro meses). En los casos de discapacidad por hijo, parto múltiple u hospitalización del recién nacido darán lugar a que este período se amplíe.

El derecho que se le reconocerá a esta nueva madre trabajadora consistirá en el cobro del 100% de su base de cotización del mes anterior a la fecha en que cause baja por maternidad. Para el año 2016, las bases de cotización aprobadas ascienden a:

Base Mínima euros/mes 893,10 €/mes
Base Máxima euros/mes 3.642,00 €/mes

Ojo que no se debe confundir con el montante de la cuota de autónomos mensual, que obviando la tarifa plana para los nuevos autónomos, asciende en 2016 a unos 267 €. Cuota que se seguirá devengando, con independencia del cobro de la prestación por baja maternal, salvo que la autónoma contratase a una trabajadora para sustituirla durante el período de la baja, en cuyo caso, tanto los seguros sociales de la trabajadora contratada como la cuota de autónomos,  estarían bonificados al 100% durante el período del contrato (es decir, las 16 semanas de baja por maternidad).

¿Qué requisitos se exigen?

Se precisa que para poder optar a la baja por maternidad, las autónomas estén dadas de alta en la Seguridad Social, estar al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad y haber cotizado como mínimo 180 días en los últimos 7 años o 360 días en toda la vida laboral, aunque según la edad de la trabajadora, este período de cotización mínimo necesario puede ser distinto.

También hay que decir que si la madre no reúne los requisitos de cotización mínimos, podrá acogerse a la maternidad no contributiva, percibiendo en este caso el 100% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que para el año 2016 se sitúa en 532,51 euros mensuales con carácter general.

mama-y-bebe

¿Qué hay que hacer para tramitar la baja maternal cuando eres autónoma?

En primer lugar, la autónoma tendrá que acudir al médico de cabecera para que le de la baja por maternidad. Este trámite hay que hacerlo en los 15 días hábiles siguientes al día del parto.

Con ello, hay que acudir a la oficina del Instituto Nacional de la Seguridad Social(INSS) y cumplimentar el Modelo de Solicitud Oficial por maternidad. Disponéis de él en el portal de internet para poder descargarlo para mayor comodidad.

Es importante acompañar los justificantes del pago a la Seguridad Social de los tres últimos meses, el DNI de la madre, el número de cuenta en el que se realicen los ingresos, el libro de familia o certificado de nacimiento del bebé, así como la llamada «Declaración de Actividad». Este es un documento donde se indicará si durante el período de baja, la autónoma interrumpe su actividad, cesando así en su negocio, o si contrata a otro trabajador (al que deberá abonarle una nómina y cotizar por él, aunque beneficiándose posteriormente de las bonificaciones antes referidas) o nombrar a otro autónomo para sustituirla.

¿Se puede ceder la baja al padre?papa-y-bebe

Claro que sí, pero hay que tener en cuenta que las seis primeras semanas inmediatas al parto corresponden obligatoriamente a la madre. Transcurrido este plazo, se podrán ceder hasta incluso las 10 semanas restantes al padre, siempre claro está que sea trabajador.

No obstante, en caso de adopción, las 16 semanas de baja se pueden repartir como se quiera, no existiendo un período de obligado cumplimiento al disfrute de la madre.

Estos períodos de descanso podrán ser compartidos por el padre y la madre de forma simultánea o sucesiva. Si se decidera ceder semanas al padre, se deberá comunicar al INSS mediante el Modelo de Solicitud Oficial por maternidad.

Respecto a la cuantía a percibir por la prestación en caso de cesión al padre, si el período de descanso se disfruta por los dos progenitores, estará determinada por la base reguladora de cada uno de ellos en la fecha en que inicie cada uno el descanso.

En materia fiscal, ¿la prestación está exenta de tributación de IRPF?

No está exenta del IRPF y tributará como rendimientos del trabajo, tanto si la ha percibido la madre íntegramente como si lo hizo el padre, tras haberles sido decidas algunas semanas.

No desearía terminar este artículo sin recordar que, dado que a las trabajadoras autónomas se nos hace difícil en ocasiones compaginar dicha baja con la falta de ingresos durante su duración, es posible que la madre autónoma si así lo desea pueda disfrutar del descanso por maternidad a tiempo parcial. En cuyo caso, tanto la percepción económica como la reducción de la actividad laboral (entiéndase jornada laboral) sólo serán válidas si se realiza al 50%.

Para cualquier consulta que pudiera surgir, no duden en contactar con nuestros letrados especializados en esta materia,  quienes atenderán todas las cuestiones que se les presenten, así como también tramitarán sus solicitudes ante el organismo oficial competente si así lo precisan.

Mercedes Martínez

Abogada-Socia