Hoy compartimos con vosotros, el artículo elaborado por nuestra Socia Mercedes Martínez Pascual, expuesto en su blog personal (https://mercedesmartinezp.wixsite.com/abogadacordoba/post/no-puedes-pagar-tus-deudas-quieres-saber-qu%C3%A9-hacer-la-segunda-oportunidad-puede-ser-tu-oportunidad)

De manera resumida, en este artículo os explicamos qué es y en qué consiste la Ley de Segunda Oportunidad aprobada en España en 2015, así como quiénes pueden ser beneficiarias y cuál es el procedimiento a seguir.

. Qué es:

Es una opción para muchos emprendedores o simples particulares que buscan una salida legal a sus deudas, pues pretende que el deudor abrumado por sus deudas pueda RENEGOCIARLAS O EXONERARSE DE PARTE DE ELLAS.

El objetivo que persigue no es otro que exonerar deudas, aligerar la carga financiera y otras medidas de orden social para aquellas personas en graves apuros financieros.

  • ¿Qué personas o empresas pueden beneficiarse con esta Ley?

Desde principios del año 2016, tanto empresas como particulares y autónomos, tienen la posibilidad de sobrepasar una mala situación económica, no teniendo que afrontar impagos con la totalidad de su patrimonio.

Es muy importante recordar que se tendrá en cuenta el historial crediticio del deudor que ahora resulta ser insolvente, valorándose los siguientes requisitos:

  • No ser objeto de un concurso culpable ni haber sido condenado por delitos económicos o sociales (contra el Patrimonio, Hacienda, Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores).
  • Actuar siempre de buena fe. Para ello es necesario que intente una solución extrajudicial.
  • No haber acudido previamente al beneficio de exoneración de pagos en los últimos diez años.
  • Haber satisfecho créditos contra la masa y los privilegiados. También se exige que haya pagado el 25 % de los créditos ordinarios, aunque este requisito puede decaer siempre que se demuestre que los créditos se intentaron pagar y no se pudo.
  • ¿Cuál es el procedimiento para acogerse?

Si se cumplen  esos requisitos, el proceso no es complejo; si bien, en algunos casos el trámite puede alargarse bastante en el tiempo.

Lo primero, hay que buscar un ACUERDO EXTRAJUDICIAL PREVIO con sus correspondientes acreedores. Esto es lo que se conoce como renegociar la deuda.

Aunque este trámite puede ser realizado por uno mismo siempre que no sea autónomo (pues en ese caso se realiza ante el Registro Mercantil),
siempre es mejor recurrir a un abogado especializado en la materia y con experiencia, pues se facilitará el éxito de la operación. Y además porque si no se alcanzara acuerdo, habría que solicitar irremediablemente un concurso de acreedores, siendo aquí obligatorio la asistencia de abogado. Por lo que el gasto anterior habría sido hasta  innecesario. No obstante,

Si no se alcanzara ese acuerdo en el plazo de dos meses, será necesario y obligatorio solicitar el concurso de acreedores de forma voluntaria.

En este caso, se podría acudir al BENEFICIO DE LA EXONERACIÓN, con mecanismos como la dación en pago o librarse de créditos no privilegiados.

  • ¿Existe liberación total de las deudas del deudor? ¿Desaparecen las deudas de forma permanente?

No, esto debe quedar muy claro. Se mantienen las deudas contraídas con la Seguridad Social y con Hacienda, además de los créditos por alimentos de hijos o de derecho público. El deudor mantendrá estas obligaciones contraídas en caso de divorcio y deudas con la Agencia Tributaria.

Las deudas no desaparecen para siempre cuando se entiende que el deudor actúa de mala fe, y tampoco cuando se demuestra que los ingresos obtenidos están relacionados con la economía sumergida.

Además, durante un tiempo ilimitado (es decir no está sujeto a plazo de prescripción o caducidad alguno), los acreedores podrían solicitar la revocación de este beneficio cuando entendieran que:

  • el deudor incurre en circunstancias que hubieran excluido la aplicación de este beneficio.
  • Se incumple su plan de pagos.
  • Cuando mejore su situación económica de modo que pueda pagar sus deudas.
  • O cuando se descubra la existencia de ingresos, bienes o derechos ocultados.

Sirva el presente como un mero artículo-resumen de todo lo que  puede sucederse en la aplicación de esta Ley y de sus beneficios, dado que si este puede ser tu caso, habrá que valorar concretamente todas las circunstancias.

Para más información, pinchad en el enlace superior del encabezado.

Mercedes Martínez Pascual

Socia Abogada