De un tiempo a esta parte, venimos escuchando cómo los medios de comunicación se hacen eco de las diferentes sentencias dictadas, tanto por tribunales españoles como europeos, en contra de las prácticas bancarias, que anteriormente eran de lo más aceptadas por los consumidores, dada su imposición por parte de los bancos.

Pues bien, todo esto ya es historia, porque efectivamente la jurisprudencia que hace años respaldaba tales actuaciones bancarias, ha cambiado radicalmente. Hoy día existe una protección amplia al particular que ha visto cómo los bancos, lejos de actuar conforme le habían explicado verbalmente en su momento, se veían enriquecidos en contra del bolsillo del ciudadano.

El último conocido es el del caso Bankia. El Tribunal Supremo ha determinado que la compra de acciones por particulares operada tras la salida a bolsa de éstas en 2011, sea declarada nula por error en el consentimiento, favoreciendo así a los particulares afectados que creyeron que la entidad estaba saneada, al anunciar unas cifras en el folleto distintas de la realidad.

La sentencia deja la puerta abierta a que los ciudadanos que se hayfoto bankiaan visto afectados por esto, también reclamen por esta mala praxis bancaria si perdieron su dinero a causa de la adquisición de tales acciones, pudiendo recuperarlo. Si usted es uno de los afectados, no dude en contactar con nosotros.

Mucho se ha hablado también del Pleno del Tribunal Supremo de 9 de Mayo de 2013, en virtud del cual se fijaba la abusividad y la falta de transparencia de determinadas cláusulas introducidas por los bancos en las escrituras de préstamo hipotecario celebradas con consumidores y usuarios declarándolas nulas (las comúnmente llamadas cláusulas suelo), y que dejaba un poco indefensos a éstos por cuanto no determinaban la retroactividad de aquellos cobros.

Si bien, pese a la falta de retroactividad, esto sentó una jurisprudencia que antes resultaba inimaginable, y provocó que diversos juzgados y audiencias dictaran sentencias con diferente criterio a la hora de fijar que si existía nulidad debía tenerse por no puesta dicha cláusula, siendo por tanto de obligado cumplimiento para los bancos el devolver el montante cobrado inCasa Hipotecadebidamente al particular. Otros juzgados, amparándose en el criterio de nuestro más alto Tribunal, entendían que no cabía devolución. Y otros incluso, fijaban como fecha a partir de la cual debían devolverse esas cuotas, desde la fecha de interposición de la demanda.

Pero no fue hasta la Sentencia de Pleno de 25 de marzo de 2015, cuando el Tribunal Supremo volvió a sorprender al fijar que las entidades debían devolver ese exceso de intereses cobrado desde el 9 de mayo de 2013.

Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la UE ha señalado recientemente que como ello contraviene la Directiva 93/13/CEE del Consejo de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos con consumidores, sí debe existir retroactividad para todos desde que empezó a aplicarse la cláusula. No obstante, ello solo afectará a quienes hayan planteado demanda hipotecaria.Comision Europea

Así que OJO! si su hipoteca no baja con la bajada del Euribor, puede que tenga cláusula suelo. Consúltenos sin compromiso, pues aunque haya firmado con su banco, podremos reclamar su dinero.

Lo mismo sucede con la referencia del IRPH introducida en dichos préstamos hipotecarios, que en la práctica jurídica desde el año 2014, los Tribunales han venido y vienen declarando su nulidad por abusiva. Y una vez declarada la nulidad de esa cláusula también se ha venido condenando a la devolución de las cantidades pagadas en base al IRPH.

Otro reciente varapalo para la Banca no es otro que el Tribunal Europeo de Justicia es partidario de estimar y juzgar por separado las reclamaciones individuales relativas a esta exigencia en los préstamos hipotecarios, aunque exista una causa colectiva pendiente de resolución. Así se zanja la causa alegada por los bancos en un procedimiento judicial, la famosa litispendencia, cuya única intención era paralizar el proceso y alargarlo en el tiempo para su único beneficio.

No dude en consultarnos y contacte a través de nuestro teléfono (957.486.625, 957.486.626) o a través de nuestro correo electrónico despacho@iurisconsultingabogados.com.

Mercedes Martínez Pascual

Abogada – Socia